Galerías

INICIO AÑO ACADEMICO 2018

PALABRAS DE LA DIRECTORA …

Religiosas, apoderados presentes, profesores, asistentes de la educación, queridas alumnas:

Hoy me dirijo a ustedes para saludarlas con motivo del inicio del año escolar 2018. Como todo año que comienza les deseo todo el éxito y triunfo en este nuevo desafío que es construir su propia educación, para convertirse en jóvenes desarrolladas y preparadas para ser parte de la nueva sociedad que se está formando en estos tiempos vertiginosos.

Cada año trae nuevos y propios desafíos en el ámbito del aprendizaje de destrezas académicas, pero también en el crecimiento de valores como personas. Valores que nos harán distinguirnos del resto, hacernos únicas y especiales por nuestras características humanas y cristianas.

Quiero trabajar con ustedes queridas alumnas, junto a sus padres y apoderados y también con sus profesores, formando una familia amorosa, preocupada de su mayor tesoro, ustedes queridas jóvenes.

La etapa escolar es una de las más hermosas de la vida de un ser humano, pero para tener logros en ella, necesitamos esforzarnos desde el primer día de clases. Si observamos a nuestro alrededor quienes se destacan en los variados ámbitos de la sociedad como deportes, política, ciencias, educación, etc, todos ellos tienen en común el esfuerzo constante, la práctica diaria, la perseverancia firme, la fuerza de voluntad,… la lucha muchas veces contra la adversidad. Luchando sin aliento por conseguir un sueño y vencer a la pereza, la mediocridad, la irresponsabilidad. Todo por ser felices.

Hoy iniciamos esta aventura desde el puerto de la esperanza. Este  viaje se encontrará con vientos que nos impulsarán a avanzar y dirigir nuestro rumbo hacia nuevos aprendizajes que nos llevarán a un buen destino. Pero debemos tener presente  que en este viaje también se manifestarán días con sol radiante en que disfrutaremos al máximo un día del alumno, un aniversario y días nublados, días tempestuosos, aquellos días que son difíciles de llevar. Ahí tendremos que mostrar nuestra entereza, nuestra fuerza que solo viene del Señor, como decía la Madre Paulina: “Pongo toda mi confianza en el Señor y espero de su misericordia todo bien”.

Ánimo comunidad toda, para con optimismo, alegría, estudio y respeto superar las posibles adversidades y luchar por un mundo mejor y por nuestra propia libertad.

¡ADELANTE CON VALOR Y ALEGRÍA…!

DESFILE TECNOLOGÍA 2017