Carisma | Visión | Misión

CARISMA EDUCACIONAL


La Congregación de las Hermanas de la Caridad Cristiana, Hijas de la Bienaventurada Virgen María de la Inmaculada Concepción, a través de la educación, quiere formar a niños, niñas y jóvenes para un servicio alegre y cordial a la Iglesia, al mundo y a la sociedad, fundamentado en un sólido espíritu eucarístico y mariano;[1] es decir, que sus estudiantes desarrollen, para toda su vida, la capacidad de un servicio real y alegre a los demás, fruto del trato con Jesús en la Eucaristía, siendo capaces de enfrentar con fortaleza las dificultades y la adversidad.

 

*[1] Sobre el carisma propiamente institucional, la Madre Paulina dice: “La señal distintiva de nuestro Instituto es la santa caridad, de la cual fluye naturalmente la santa afabilidad y alegría”. Ver: Lo dijo y lo escribió la Beata Paulina von Mallinckrodt.

 VISIÓN


Aspiramos que nuestro Liceo se constituya en un agente de cambio social, fiel al Carisma de la Congregación, para posicionarnos como institución líder en la formación Técnico Profesional, que acoja a niñas y jóvenes de la Región Metropolitana, con una propuesta educativa innovadora, proactiva, en abierta conexión y colaboración  con el campo laboral y  la continuidad de estudios en la Educación Superior.

MISIÓN


Formar niñas y jóvenes con una sólida preparación académica y valórica, mediante una educación humanista y cristiano-católica, en la modalidad Técnica Profesional, inspirada en el legado de Madre Paulina de “servir a los demás” y basada en un proceso de aprendizaje-enseñanza que promueva el desarrollo de competencias, habilidades, destrezas, valores y actitudes, que les permitan aportar como personas y ciudadanos al mundo laboral, a la sociedad,  y a la Iglesia de acuerdo a los nuevos desafíos.